Britney Spears carga contra su exmarido y explica por qué se ha distanciado de sus dos hijos

La cantante responde a las revelaciones del exbailarín Kevin Federline, que ha asegurado en una entrevista que los dos adolescentes hace meses que no ven a la artista porque no aprueban su comportamiento en redes sociales.

Hace unos días, Kevin Federline, exesposo de Britney Spears y el padre de sus dos hijos Sean Preaston y Jayden James, hacía público que los niños habían decidido de forma voluntaria distanciarse un tiempo de la cantante debido a la reciente liberación de Britney de la tutela de su padre y, según el exbailarín, por la forma que tenía la estrella del pop de expresarse en las redes sociales: “Los chicos han decidido que no la van a ver en este momento… Han pasado unos meses desde que la han visto. Ellos tomaron la decisión de no ir a su boda”. Ahora bien Britney no se ha quedado callada y ha querido explicar su versión a sus seguidores.

 

“Criar a niños adolescentes no es fácil para nadie”. Aún menos para alguien con la tumultuosa vida de Britney Spears. La cantante de Toxic explicaba así el distanciamiento que ha sufrido en los últimos meses de sus dos hijos, Sean Preaston, de 16 años, y Jayden James, de 15. Lo hacía en una publicación en su cuenta de Instagram en la que daba la réplica a su exmarido y padre de los niños, Kevin Federline, después de que este hiciera público el distanciamiento en una entrevista televisiva. “Me apena escuchar que mi exmarido ha decidido hablar públicamente sobre la relación que existe entre mis hijos y yo”, ha contestado la cantante. Ambos han coincidido en que ese distanciamiento existe. A partir de aquí, sus versiones difieren.

 

Spears ha utilizado sus redes sociales para expresar cómo se siente ante las recientes declaraciones de su expareja: “Me apena escuchar que mi exmarido ha decidido hablar públicamente sobre la relación que existe entre mis hijos y yo. Como todos sabemos, criar a niños adolescentes no es fácil para nadie” empezaba diciendo la autora de de éxitos como Toxic. Después hacía alusión a la acusación sobre el contenido que publicaba en sus redes, explicando que “eso no tiene nada que ver y que todo esto viene de mucho antes”. Además quiso destacar que parte de la culpa de que no viera a los niños la tenía su madre, quien sugirió que “debía darle los niños a su padre”, todo esto mientras Britney se encontraba bajo la tutela de su padre.

 

Britney Spears se casó con Sam Asghari el pasado 9 de junio y entre los invitados no se encontraban sus hijos Sean de 16 años y Jayden de 15. Pero desde entonces no solamente ha cambiado su estado civil. La cantante se mudó con Sam a una mansión en el mismo barrio en el que viven sus hijos con su padre, Kevin Federline. Gracias a este motivo, los hijos de Britney «visitan su casa con bastante frecuencia» y su relación «es más fuerte que nunca», ha confirmado una fuente a Hollywood Life.

 

De hecho, uno de los principales motivos por los que eligió mudarse a esa zona de California fue por sus hijos. «Cada uno tiene su propio dormitorio allí para que tengan su propio espacio y se sientan como en casa. Britney quería que vieran su casa de la misma manera que ven la casa de su papá”, ha afirmado la fuente. No solo los chicos se han acercado a su madre sino que con Sam también mantienen una buena relación y él «nunca intenta asumir el papel de padre, es más como un hermano mayor divertido», dijo la fuente.

 

Pero ¿cómo era la relación de Britney anteriormente? La custodia ha ido variando a lo largo de los años. Cuando se divorcio en 2007 del padre de sus hijos, la cantante solo podía verlos dos veces a la semana y pasar una noche con ellos. En el momento que comenzó la famosa tutela con su padre en 2008, la ‘celebrity’ obtuvo el 50% de la custodia con Kevin. Se mantuvo así hasta 2019 cuando quedó reducida a un 30% debido a un problema de los niños con su abuelo materno. A pesar de liberarse de la tutela de su padre, la custodia sigue así, pero ahora Britney puede ver a sus hijos cuando quiera siempre que el padre de sus hijos quiera y es por ello que «está más que feliz de vivir tan cerca de ellos». Y nosotras nos alegramos mucho por ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.