13.png
12.png
11.png
8.png
7.png
6.png










  2022/07/29  Britney dio a conocer los mensajes que le enviaba a su madre mie...

Britney Spears volvió al ruedo en las redes sociales, esta vez, compartiendo algunas capturas de pantallas de mensajes de texto que intercambió con su mamá en el 2019, mientras estaba internada en un centro de salud mental a donde, supuestamente, la llevaron forzada.

“Es un poco diferente con pruebas”, escribió Spears, de 40 años, este lunes por la mañana en Instagram, en un posteo que más tarde borró pero que terminó viralizándose igual. “Él estaba diciendo que me quería subir la quetiapina y yo estaba como ‘calma, caballo, andate a la m…,”, se puede leer que le dice la cantante de “Toxic” a su madre, Lynne Spears, en la primera captura. “La quetiapina yo pensé que era para ayudarme a dormir, pero es para la bipolaridad y es muuuucho más fuerte que el litio”, añade. En los mensajes no queda en claro si Britney se refiere a algún doctor del centro o a su padre, Jamie Spears, el encargado de controlar sus cuestiones de salud.

La quetiapina es un medicamento antipsicótico que se utiliza para tratar los trastornos del estado de ánimo, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar. “Literalmente siento todo el medicamento enfermo en mi estómago”, agrega la cantante. “Siento que están tratando de matarme. Lo juro por Dios que lo siento”, dice en otro mensaje.

La estrella aseguró que ante estos mensajes no obtuvo respuestas de su madre, pero que esta si le respondió cuando se fue del centro médico. “Sus palabras fueron: ‘Deberías haberme dejado visitarte y darte un abrazo’”, escribió Britney.

En la segunda captura, la cantante le pide a su amiga de la infancia, Jansen Fitzgerald, que la ayude a buscar un nuevo abogado. “Necesito el número de John Bells, por favor”, le escribió Britney a Fitzgerald en 2019. “Cuando puedas”. Después le preguntó a su amiga por el litio, el fármaco estabilizador del estado de ánimo que, según declaró Britney en 2021, la hacía sentir “borracha” después de que su equipo le cambiara supuestamente la medicación sin que ella lo dijera.

“Tengo el presentimiento de que dirás que estaré bien, pero todo sigue sin tener sentido”, le escribió a su amiga, afirmando en el epígrafe de la foto de Instagram que tampoco “ha vuelto a saber de ella”.

En la última de las capturas, la artista informó a su abogado de oficio, Samuel D. Ingham III, que quería hacer algunos cambios en su vida tras salir del centro. “Cuando esto termine, quiero ir a hablar a los tribunales y conseguir mis derechos médicos”, escribió, añadiendo que quería que el tutelaje de su padre terminara. “Cuando este programa termine no quiero trabajar en absoluto (…), quiero vivir para mí y tener una vida aventurera”, añadió.

Britney concluyó la serie de posteos con un epígrafe en las fotos en donde compartió con sus seguidores el texto que su hermana, Jamie Lynn Spears, supuestamente le envió por la misma época. “No te van a dejar ir, así que ¿por qué te resistes?”, escribió supuestamente Jamie Lynn, de 31 años.

Quiero demandar a mi padre por abuso en la tutela”, dijo al borde del llanto Britney a mediados de julio de 2021, según CNN. “Quiero presentar cargos contra mi padre hoy. Quiero que lo investiguen”, agregó.

En aquel entonces, Spears también manifestó sentir que aquellos encargados de tutelarla “estaban intentando” matarla. “Si esto no es abuso no sé qué es”, aseguró al mismo tiempo en el que calificó todo como una “maldita crueldad” y expresó no estar dispuesta a ser evaluada antes de quitarle todo el poder a su padre alegando que tiene “graves problemas de abandono”.

La intérprete de “I’m A Slave 4 U” estaba bajo tutela legal desde 2008, cuando su progenitor recurrió a la Justicia para poder manejar sus bienes y ser el responsable de sus dos nietos, aduciendo que su hija no estaba capacitada para hacerlo. Desde entonces, la diva no pudo administrar su fortuna ni tomar las decisiones más básicas sin autorización, el hombre administraba la fortuna de la artista, limitaba sus apariciones en público e incluso decidía sobre su vida personal, impidiendo a la cantante casarse o tener más hijos. Pero todo se terminó a finales de 2021.

Desde que recuperara el control de su vida, Spears se mostró más abierta y compartió en sus redes sociales gran parte de su vida privada. Allí anunció, hace un par de meses, su embarazo y luego, su posterior aborto espontáneo. También utilizó Instagram para anunciar su boda y para publicar después varias fotos y videos de su unión con el actor y personal trainer Sam Asghari, de 28 años.

Créditos: LA NACIÓN

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.