La boda de Britney Spears

Sam Asghari y Britney Spears dieron el sí y ya son marido y mujer. La princesa del pop organizó una “discreta” boda a la que asistieron 60 invitados, entre los cuales hubo varias celebrities top.

Hubo algunos invitados especiales relacionados con la farándula y a la moda. Entre ellos se destacó la presencia de la reina del pop, Madonna y la de la actriz Drew Barrymore. También fueron Paris Hilton, Donatella Versace y Selena Gomez.

La famosa diseñadora Donatella Versace se divirtió compartiendo en sus redes varios videos de la velada, entre ellos, el del brindis que propuso Madonna al ritmo de Vogue” y con la presencia de las demás invitadas top: Paris Hilton, Selena Gomez y Drew Barrymore.

“Los recién casados más hermosos. Desde que nos conocimos, Britney siempre ha tenido un lugar muy especial en mi corazón. Verla libre, feliz y ahora casada me pone una sonrisa en la cara. Diseñar los trajes de boda de Britney y Sam fue algo natural para mí. Se derramó una tremenda cantidad de amor en cada detalle. Junto con nuestro Atelier, creamos un vestido y un esmoquin que destilan elegancia y glamour. ¡Se ven perfectos juntos! Felicidades @britneyspears y @samasghari, gracias por el día más mágico de ayer”, escribió junto a una de las imágenes que compartió en su cuenta de Instagram.

Además de lucir ese gran vestido de Versace, Spears caminó por el pasillo al ritmo de “Can’t Help Falling in Love”, de Elvis Presley, según consignó la revista People. Ese medio también informó que los hijos de Spears con Kevin Federline, Sean y Jayden, no asistieron, pero le desearon lo mejor a la nueva pareja, según un comunicado del abogado de Federline.

En las imágenes que circularon puede verse la coqueta carpa que montaron para el festejo, llena de flores, y el auto con la clásica frase “recién casados”. Además, llamó la atención el carruaje vintage tirado por un caballo blanco con el que llegó la novia al gran evento.

Además del festejo, la boda fue noticia por un “colado”. Según informaron medios estadounidenses, el primer marido de Britney, Jason Alexander, irrumpió en la mansión de la cantante donde se celebraría la boda y terminó siendo arrestado por la policía. Las imágenes de esa impensada intromisión quedaron documentadas en su cuenta de Instagram desde donde hizo un vivo mostrando su fechoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.